Skip to content

Conciencia-ficción

15/09/2009

District 9

Ya tenéis en PulltheMetal mi artículo sobre District 9, película-acontecimiento de la temporada (al menos, hasta que este viernes se estrene Inglourious Basterds). La versión en inglés ha sido traducida con la inestimable ayuda de EKI, responsable absoluto de que el texto esté libre de mis horribles, horribles meteduras de pata.

El amante de la ciencia-ficción reconocerá ciertos paralelismos entre la película de Neill Blomkamp y la novela Guerra Mundial Z, de Max Brooks. En concreto, ambas integran el recuerdo del apartheid en una historia de ciencia-ficción, aunque Brooks resulta mucho más perturbador (y menos obvio) que District 9. En cualquier caso, resulta curioso cómo el género lleva tanto tiempo esquivando este trauma doloroso, cuando el horror nazi ha sido tratado tantas veces desde una óptica fantástica (quizá porque se presta más a ello). De hecho, hay muy pocas ficciones sobre el apartheid que se aparten de la biografía comprometida o del drama ultraserio: a bote pronto, las únicas expeciones que se me ocurren son el malo de Arma letal 2 (“Acaba de ser revocada”) y la canción (I’ve Never Met) A Nice South African, de Spitting Image. ¿Tenéis más ejemplos? ¿Y cuál es vuestra opinión acerca de District 9 y su portentoso protagonista no humano, Christopher Johnson?

Anuncios
4 comentarios leave one →
  1. 15/09/2009 6:04 pm

    La película me gustó mucho. Incluso ese cambio de dirección que tiene a la mitad, en que se transforma en “Half-Life: The Movie”, me encantó.

  2. Noel permalink
    15/09/2009 6:18 pm

    Sí: puede que Blompkamp no haya podido hacer “Halo”, pero ha calado a Gordon Freeman.

  3. Apático permalink
    16/09/2009 12:26 am

    La peli es acojonante. No sé que gilipolleces se dicen por ahí de problemas de estructura y punto de vista, que me las paso directamente por el forro.

    Lo más increíble es como la película logra que simpatices con unos bichos francamente repulsivos en todos los aspectos y con un idiota trepa, enchufado y pusilánime.

    Y sin soltar un discurso ni un alegato en toda la película. Nadie defiende a nadie. Simplemente intenta sobrevivir, en medio de una orgía de desintegraciones, persecuciones y hasta una batalla contra un mech. Donde otros hubieran insertado un speech de cinco minutos sobre igualdad, justicia y dignidad, aquí los personajes se traicionan unos a otros, se mienten y, finalmente, la cagan en casi todo. Y sin embargo los comprendes. En eso, sin pretenderlo, la peli supera a casi todas las existentes sobre “integración y discriminación”. Aquí los discriminados ni se defienden ni parecen merecer nada… pero la película logra transmitir que nadie se merece lo que les pasa por muy miserables que sean. Que de eso va la discriminación, de seres imperfectos (y hasta patéticos) a los que el mundo no les deja vivir felices, no de personas maravillosas y geniales que, inexplicablemente, están puteados, como pasa en la mayoría de las pelis sobre el tema. Y lo demás son zarandajas.

    Que no me jodan con florituras y acusaciones de falta de originalidad. Tremenda.

  4. Juani permalink
    20/09/2009 1:18 am

    Yo creo que la película empieza desbordante a más no poder, con mensaje claro de crítica social, pero llegado un momento cae más en un “convencionalismo” y pierde cierto poder narrativo. No entiendo por qué abandona esa estructura para aventurarse en algo más típico, aunque no por ello malo. El mensaje no termina siendo tan contundente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: