Skip to content

My Horror Love: Nacho Vigalondo

30/10/2009

Alien

El triunfo definitivo.

En la exacta hora, cuarenta y tres minutos y cuarenta y tres segundos de la película Alien (1979), Sigourney Weaver tiene que ponerse un traje de astronauta como parte de un desquiciado plan de escape ante una amenaza extraterrestre. La oficial Ripley ha de meter ambas piernas en el uniforme sin desviar la vista al frente en ningun momento, es un movimiento complicado que le obliga a separar las piernas y a sacar pecho. Ridley Scott no tienen ningún reparo en recoger la entrepierna de la actriz y los pechos bajo la camiseta desde la perspectiva más descarada. ¿Es un punto de vista gratuíto? En absoluto. El contraplano es el Alien babeante y su lengua eréctil. Parece disfrutar del triunfo definitivo: en la huida, tu presa quedará más expuesta que nunca. Esto… ¿Hablábamos de amor, Emperador?

– Por Nacho Vigalondo of the Dammed.

2 comentarios leave one →
  1. 31/10/2009 2:15 pm

    El término “braguitas alien” lleva en mi vocabulario mucho tiempo ya

Trackbacks

  1. VIª Semana Especial de Halloween: Guía de posteos y cierre « Emperador de los Helados

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: