Skip to content

Team Frank

09/11/2009

El último Saturday Night Live tuvo un Digital Short de altura: la invitada Taylor Swift interpretaba a Bella Swan en una parodia de Crepúsculo titulada Firelight. La diferencia, lo habéis adivinado, es que el protagonista (y objeto deseable adolescente) no era un vampiro, sino un monstruo de Frankenstein. Más concretamente, Bill Hader como un monstruo de Frankenstein. La estrategia de repetir lo de “estrangular por accidente” como un mantra cómico invita a la reflexion: si todo el mundo consideraría ridículo un romance adolescente con homúnculos, ¿por qué ha funcionado tan bien el mismo concepto con los vampiros?

Anuncios
One Comment leave one →
  1. 09/11/2009 4:41 pm

    Son ideas que sobre el papel nunca piensas que funcionarán… pero la insondable audiencia siempre se las arregla para darle una buena patada en la entrepierna al sentido común…
    No obstante, el descubrimiento ésta pieza es el Brunette Look de la Swift.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: