Skip to content

¿Pero es que nadie va a pensar en los niños?

19/01/2010

Quiddity recomienda visitar el blog Curious Pages, un compendio de libros infantiles que dan cosica. En serio, profesores del mundo: quizá sería mejor que vuestros alumnos lean It, de Stephen King, antes que algunos de los cuentos ilustrados aquí presentes. Por ejemplo, la trilogía Emergency Mouse, Inspector Mouse y Quasimodo Mouse que abre el blog: los dibujos corren a cargo del inimitable (y eso que lo han intentado imitar millones de veces) Ralph Steadman, que se las ingenió para incluir apariciones estelares de su amigo y Hunter S. Thompson entre los ratones malrolleros que pueblan los relatos. ¿El papa de lo Gonzo en un cuento infantil? ¿Pero es que nadie va a pensar en los niños? Antes de gritar alguna de estas cosas, convendría recordar la estrecha relación que une a la obra del Dr. Seuss con el delirium tremens.

No hay duda de que las ilustraciones de muchos de estos libros serían capaces de convertir a la Asociación de Padres de Alumnos en una turba furiosa (y, probablemente, portadora de antorchas). Sin embargo, la mayoría de ellos están firmados por escritores que realizaban lo que en su cabeza era una labor honesta de divulgación. Ahí tenemos a Heinrich Hoffmann, doctor en psiquiatría y autor de Der Struwwelpeter (1845), una recopilación de cuentos morales ilustrados sobre las consecuencias de portarse mal. ¿Te chupas el dedo? Un sastre sádico te cortará los pulgares con unas tijeras gigantes (¡que alguien llame al doctor Freud!). ¿No te quieres tomar la sopa que tu madre te ha preparado para cenar? No te preocupes, acabarás muriendo por inanición. ¿Te gusta jugar con cerillas? Mira la imagen que acompaña a este post. Herr doktor no percibía sus relatos como refinados ejercicios de crueldad, sino como pequeñas enseñanzas morales cuyo principal objetivo era entretener a sus jóvenes lectores. No obstante, es probable que sin el Struwwelpeter no existieran Los pequeñines macabros (1963), de Edward Gorey, quien directamente decidió prescindir de la moraleja y centrarse en el sadismo sin coartadas: profesores del mundo, tomen ejemplo de este Hombre Sabio.

No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: