Skip to content

Here be dragons

25/03/2010

1. Cómo entrenar a tu dragón es una de las películas de animación que más me han gustado últimamente. En mi crítica para Cine 365 intento explicar por qué, aunque creo que es la primera película de la división animada de DreamWorks que se puede defender ella solita, sin necesidad de incluir codazos irónicos para el espectador adulto (Shrek), un reparto vocal estelar (Madagascar) o parodias pop de géneros tan queridos por el cinéfago como la ciencia-ficción o las artes marciales. Aquí hay corazón y sentimiento verdadero, que no es poco. Además, funciona a la perfección como comedia adolescente vikinga.

2. Los dragones se están convirtiendo en una presencia recurrente en nuestras carteleras: los paseos por las nubes de Hiccup en Cómo entrenar… no pueden dejar de recordarnos a Avatar y a Cazadores de dragones, una pequeña pieza de animación gala de Jordi Costa identificó como probable fuente de inspiración para James Cameron. Las nuevas tecnologías y las 3D digitales pretenden volver a convertir el cine en un acontecimiento casi mágico, en un regreso a los tiempos del folklore y las leyendas orales, por lo que volver a invocar la figura mítica del dragón parece una decisión consecuente. También es posible que sea todo una feliz coincidencia y que estemos intentando leer entre líneas donde solo hay un espacio en blanco.

3. Los que predijimos que Avatar iba a ser algo más cercano a una flor de un día que a un hito cultural nos equivocamos: la película sigue dando mucho de qué hablar, especialmente después de su derrota en la noche de los Oscar. Slavoj Zizek publicaba ayer en El País un artículo de opinión en el que aportaba una nueva perspectiva sobre The Hurt Locker y su posición frente al filme de Cameron:

“Con todas sus mistificaciones, Avatar toma partido claramente por los que se oponen al complejo industrial-militar mundial, retratando al Ejército de la superpotencia como una fuerza de destrucción brutal al servicio de grandes intereses industriales, mientras En tierra hostil presenta al Ejército norteamericano de un modo plenamente acorde con su propia imagen pública en este nuestro tiempo de intervenciones humanitarias y de pacifismo militarista.”

En el Focoforo se inició un debate bastante interesante a raíz de estas palabras. Servidor se dio cuenta de que es posible que ambas películas no sean tan antitéticas como parecen a simple vista. Es posible que incluso sean complementarias: si Kathryn Bigelow hace un retrato del hombre moderno y su incapacidad para sentir nada que no sea la adrenalina del combate, Avatar propone una alternativa a esa tendencia autodestructiva que pasa, inexorablemente, por el renacimiento espiritual. El sargento William James de The Hurt Locker, último eslabón de una larga cadena de combatientes de esa Guerra Eterna que los humanos llevamos librando desde los mismos inicios, es un lisiado espiritual: quizá la única esperanza para alguien como él (que, a grandes rasgos, es alguien como todos nosotros) sea un lugar como Pandora.

5 comentarios leave one →
  1. 25/03/2010 4:48 pm

    Me encanta el título que le has puesto a la película de DreamWorks en el primer párrafo: “Cómo entrar a tu dragón”. Desde luego me ha llamado mucho la atención la posibilidad de una película de animación que enseñe a los niños como exponer sus sentimientos sexuales abiertamente hacia los grandes saurios alados. Esa película sí que estaría bien.

  2. Noel permalink*
    25/03/2010 4:51 pm

    Ñi-ñi-ÑÍ. Ya está corregido.

  3. 25/03/2010 11:49 pm

    Bueno, pues yo me pongo a desarrollar el guión de la otra, que sigue pareciéndome que tiene posibilidades de llevarse algún premio.😀

  4. Apático permalink
    26/03/2010 3:10 pm

    Muy buen post.

    Lo más bonito es que por fin se comienza a valorar Avatar, auqnue sea por los motivos equivocados. Sinceramente creo que Zizek no da en el clavo, porque Avatar me parece una película bastante más guerrera y belicista de lo que intenta aparentar. Lo que viene a defender Avatar es la figura del guerrero que lucha por algo en lo que cree frente a la figura del mercenario que lucha por interés.

    “The Hurt Locker”, sin embargo es una película con una visión mucho más nihilista y oscura de la guerra, como vacío absoluto de ideas y humanidad y como algo que se justifica por sí mismo. Ir a la guerra por placer, porque te gusta mientras todo lo demás te importa una mierda. Y dejando claro que eso no solo no “mola” sino que es un camino de autodestrucción.

  5. 30/03/2010 2:08 pm

    Completamente de acuerdo sobre la peli de los Dragones. Es estupenda y, para variar, sin CASI referencias frikis.

    Eso sí, tiene un título que es para vomitar. Además de un spoiler, vaya.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: