Skip to content

The Lost Weekend: Arte y parte

21/05/2010

Una de las cosas que más me gustan de Lost es que ha dado visibilidad a formas culturales que, hasta entonces, se encontraban muy lejos del mainstream. La primera que nos viene a todos a la cabeza es, por supuesto, la ciencia-ficción de núcleo duro: el episodio The Constant (4×05) y toda la quinta temporada de la serie plantearon una narrativa basada en el viaje en el tiempo y establecieron un complejo sistema de paradojas que, en algún momento, incluso parecía llegar a olvidarse del espectador casual. Podríamos afirmar que Damon Lindelof y Carlton Cuse se arriesgaron demasiado al montar un artefacto narrativo que primaba al conocedor de la Hard SF antes que al forero de Lostzilla, pero siempre supieron añadir suficientes contrapesos en forma de melodrama bien llevado y desarrollo de personajes. En otras palabras: la historia de amor de fulanito y menganita, forjada a base de pico y pala narrativos, siempre estará por encima de cualquier otra consideración profunda. De hecho, Lindelof afirma en esta entrevista que su principal función es la de entretener: por encima de su complejísimo entramado conceptual (que daría para varias tesis doctorales), Lost es entretenimiento popular autoconsciente y orgulloso. Ante eso, solo cabe aplaudir bien fuerte.

Hijo Tonto me pasa una interesante comparativa entre la serie y los X-Men, lo cual me lleva a otro medio cultural que Lost ha llevado hasta el gran público: los cómics. Las seis temporadas de la serie han construido un universo tan complejo y tan marcado por las interconexiones entre personajes como el marvelita, por lo que no es casual que Lindelof haya debutado como guionista estrella de la Casa de las Ideas en el sensacional Ultimate Wolverine vs. Hulk. En cierto sentido, Joss Whedon asfaltó un camino que J.J. Abrams ha continuado. El hecho de que la esencia del cómic se superhéroes sea más palpable en una serie sin superhéroes (al menos, no de manera ortodoxa) que en Héroes lo dice todo. Podríamos seguir con una red de referencias literarias que no diferencia entre Kierkegaard y Stephen King, pero me reservo a Tío Stevie para un futuro post.

No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: