Skip to content

Blockbusters ’10: “Prince of Persia: Las arenas del tiempo”

25/05/2010

A la hora de ambientar una película de fantasía en la antigua Persia (actual Irán), a Jerry Bruckheimer y Mike Newell les da tanto miedo el qué dirán que proceden a cubrirse las espaldas con un subtexto político que, atención, podría emparentar a Prince of Persia: Las arenas del tiempo con una película tan teóricamente alejada de su órbita como Green Zone. Por fortuna, este paralelismo con la invasión de Bagdad, detectado por críticos como John Tones, puede llegar a pasar desapercibido para el espectador poco atento, sumido como estará el marasmo digital que convierte ciertos tramos del filme (especialmente, su clímax) en una forma bastante aparatosa de espectáculo veraniego. El problema es que Newell no sabe convertir su arsenal de efectos digitales en poesía caótica y abstracta, algo que se le dio especialmente bien al Gore Verbinski de las secuelas de Piratas del Caribe. Nadie puede acusar a Bruckheimer de repetir aquí la fórmula de aquella trilogía, porque Prince of Persia es una película muy distinta: sin monstruos, ni sentido del absurdo, ni caos narrativo. Aquí, Newell y sus guionistas se encargan de dejarlo todo muy ordenado, de que nada se aparte demasiado de la norma, de lo correcto. Pese a los esfuerzos cómicos de Jake Gylenhaal, a Prince of Persia le falta un Jack Sparrow que aporte riesgo y heterodoxia.

El crítico británico Ian Nathan detectó en el seminal plataformas creado por Jordan Mechner para Apple II una evidente deuda con los diez primeros minutos de En busca del arca perdida. Esta adaptación cinematográfica contiene un sampler en forma de diálogo y a un divertido Alfred Molina, pero tenía que haber tomado muchas más sopas para acercarse al olimpo de Indiana Jones. Lo que tenemos es una aventura algo farragosa y falta de carisma, que solo funciona en momentos puntuales (el asedio inicial, los toques screwball de la relación entre el príncipe y la princesa, el primer ataque de los asesinos) y que no logra alcanzar la audacia conceptual o narrativa de los Prince of Persia de última generación, a los que Mechner (co-guionista aquí) primero y Kevin Guillemette después supieron dotar de un sentido de la maravilla ausente en esta adaptación.


Una película en la que salen carreras de avestruces nunca puede ser del todo mala, pero Prince of Persia: Las arenas del tiempo se confirma como uno de los productos Bruckheimer más sosos y aburridos de las últimas temporadas. Ojalá la secuela aprenda de los errores de su predecesora y nos brinde un espectáculo de aventuras y volteretas más efectivo.

8 comentarios leave one →
  1. Libertino permalink
    25/05/2010 11:56 am

    Poco parkour, ¿no?

  2. Noel permalink*
    25/05/2010 11:57 am

    ¿Se puede creer que ya no lo recuerdo? Y la vi el domingo… Yo diría que lo justo. De todos modos, se me quedaron más las referencias a “Assassin’s Creed” que el parkour.

  3. 25/05/2010 12:26 pm

    E incluso me atreveria a decir que estás siendo tremendamente magnánimo con el film. Va a ser el bluff veraniego de año, con diferencia😦

    Con las esperanzas que yo tenía…

  4. 25/05/2010 6:56 pm

    Uhmm todo x ver a Jake Gyllenhaal sin camiseta, lo demas vale gorro jajaja hay gente q no entiende q hay peliculas q son para ver … solo eso verlas sin mayor pretencion.

  5. 26/05/2010 11:14 pm

    El paralelismo entre Prince of Persia / Green Zone y la guerra de Irak estaría cojonudo si no fuese porque Persia no es la actual Irak, sino Irán y, que sepamos, aún nadie ha invadido Teherán😉

  6. 27/05/2010 7:08 pm

    Creo que te has pasado de indis, pero ambos coincidimos en que está por debajo de lo que se esperaba (“Piratas del Caribe” es una buena referencia). Teniendo en cuenta que Iron Man 2 se ha quedado corta, que Robin Hood es una castaña, que Furia de Titanes no llega casi ni a truñaco y que ésta no tiene nombre… ¿Queda alguna esperanza para el blockbuster veraniego?

    Al blockbuster de machotes con espadas, me refiero.

  7. 28/05/2010 7:17 pm

    La impresión de estar viendo el principio de la Aladdin de Disney no termina de quitárseme de la cabeza…

  8. 06/07/2010 8:05 pm

    Glorioso blockbuster, intrascendente, fresco, con una mediocridad perdonable en la acción y una grandiosa química entre sus actores y todas y cada una de las virtudes del Old Hollywood y del empacho digital. Con un final tontorrón e inexplicable (maravilloso) es, con el permiso de IM2 y su SH en el capitalismo tardío, la quintaesencia de la diversión bien entendida. Ahora solamente queda el grand style, tarea que queda para los verdaderamente grandes.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: