Skip to content

Blockbusters ’10: “Toy Story 3”

22/07/2010


Vista en conjunto (algo que solo ahora, después de quince años, podemos hacer), la saga Toy Story podría leerse bajo el prisma de aquella cita atribuida al poeta Henry Austin Dobson: “El tiempo permanece, nosotros somos los que pasamos”. En otras palabras: el mito fundacional de Pixar no versa tanto sobre la vida (o el alma) secreta de los objetos como sobre el tiempo y la memoria, o sobre cómo debemos aceptar la fugacidad de las cosas para poder disfrutar realmente de aquello que está destinado a permanecer: los juegos, las historias, la imaginación. Si Stephen King lamenta en infinidad de ensayos la incapacidad del espectador adulto medio para soportar el peso de la fantasía, el prólogo de Toy Story 3 es la manera más enmudecedora posible de colocar todos los relojes internos de la platea en el asombro infantil puro, de devolvernos a todos esa libertad absoluta (casi) mágica que neutraliza el cinismo adulto con la potencia de un rayo láser resonando en medio de un desierto imposible. El último trabajo de Pixar pulsa todas las notas de existencialismo y melancolía adulta que hemos llegado a esperar del estudio, pero quizá su mayor logro reside en que, por encima de todo, prevalece una inquebrantable voluntad de devolver (por unos cien minutos) esa capacidad de echarse la fantasía sobre la espalda a todos los espectadores que, desdichados ellos, la han perdido por el camino.

Era hasta cierto punto razonable que, tras las soberbias Wall•E (2008) y Up (2009), uno albergase cierto temor de que Pixar hubiera convertido el sentimentalismo a flor de piel en un filón. Temor infundado: hay momentos conmovedores en Toy Story 3, pero quedan totalmente justificados dentro de un conjunto pensado para darles a estos personajes un final por todo lo alto. El doble clímax provoca esa extraña sensación, ya presente en Ratatouille (2007) y Wall•E, de estar contemplando uno de esos momentos que, mucho tiempo después, pasarán a ser utilizados como ejemplos para definir eso que se ha dado en llamar “la magia de Disney”. Resulta muy difícil imaginar una manera más tierna de decir adiós a Woody, Buzz y el resto; pero puede que la mejor noticia sea recordar lo que ha precedido a ese broche de oro: un paseo a toda velocidad en el tren eléctrico más grande del mundo, un compendio casi redondo de momentos climáticos que reformula pasajes ya clásicos de las entregas anteriores al mismo tiempo que nos descubre zonas inéditas del patio de juegos existencialista que John Lasster empezó a construir en 1995. Ese nudo en la garganta que tienes a la salida del cine es inequívoco: vas a echar de menos a estos personajes, pero recuerda que nosotros, como Andy, estamos destinados a pasar. Ellos son los que van a permanecer para siempre.


Si una única película es capaz de salvar todo un gris verano cinematogáfico, respiremos tranquilos: la temporada 2010 de blockbusters acaba de ser rescatada por un vaquero y un hombre del espacio.

Anuncios
19 comentarios leave one →
  1. 23/07/2010 12:05 pm

    Genial!!
    Tanto la peli como el post 🙂

  2. YeOldeNemesis permalink
    23/07/2010 2:02 pm

    Todo el post es magistral (como siempre), pero en tus dos últimas frases resumes a la perfección la sensación con la que me fui del cine. No quiero hacer ningún spoiler, pero hubo dos secuencias que me dejaron al borde de la lágrima. Y sé, a ciencia cierta, que cuando la vea en casa, sólo, lloraré como una absoluta moñas.
    Al menos, yo, lo reconozco.

  3. Noel permalink*
    23/07/2010 2:06 pm

    Yo mantengo la versión oficial: repentino ataque de alergia combinado con pestaña dentro de la lentilla.

  4. 23/07/2010 4:54 pm

    Simplemente brillante, Noel. Grande la crítica.

  5. Ezequiel permalink
    24/07/2010 1:37 am

    Qué gran película.

  6. 26/07/2010 10:45 am

    Mi alma (o lo que sea que tenga dentro) aún llora.

    Grande el post, Noel, como siempre en realidad.

    “vas a echar de menos a estos personajes, pero recuerda que nosotros, como Andy, estamos destinados a pasar. Ellos son los que van a permanecer para siempre.”

    Aplauso. Por eso esta película es para que lloren los adultos, y no tanto los niños.

  7. Noel permalink*
    26/07/2010 1:58 pm

    Gracias a todos por sus parabienes. Me hubiera gustado poder poner a parir algo de Pixar porque, bueno, me gusta llevar la contraria. ¡Pero es que no puedo!

  8. 28/07/2010 1:33 am

    Sin duda es una maravilla de película, la mejor en lo que va de año. Y me encantan todos esos guiños que tiene. Sobre todo uno, cuando aparece Totoro, en un precioso homenaje a los otros grandes de la animación, los estudios Ghibli. La película logró emocionarme.

  9. 28/07/2010 10:07 pm

    Genial el post y genial la peli. Me había guardado el post para leérmelo cuando la viera y me ha puesto la piel de gallina hasta la crítica. No sé como lo hace Píxar para conseguir emocionar de esa manera, qué grandes.

  10. 29/07/2010 5:03 am

    Y, para variar, Pixar ha vuelto a hacer la mejor película del año.

    Yo lloré como una mona durante los últimos 15 minutos, así a ojo. A ver si la veo otra vez esta semana.

  11. 29/07/2010 12:49 pm

    Por cierto, en el cine donde fui a verla pusieron primero el corto “Noche y día” con los muñequitos que pueden ver dentro de sí lo que tendrían alrededor. Fue fantástico. ¿Lo han visto?

    • 29/07/2010 3:26 pm

      Si que es fantástico. Lo ponen en todos los cines justo antes de la película, lo que ya es habitual en las películas de Pixar. Para mi, junto a los primeros 15 minutos, es donde se le saca más jugo al 3D. Y por cierto, “Noche y día” es la peli de Tom Cruise, el corto se llama “Día y Noche”

  12. Noel permalink*
    29/07/2010 2:37 pm

    Es fabuloso, sí. Cuatro minutos sobre los que se pueden escribir sendas tesis doctorales.

  13. rafa permalink
    04/08/2010 9:34 pm

    Cambiando un poco el tema, no me pareció para esta película tan relevante el 3D.

    Por supuesto, disfruté como un enano y mis niños también. Estuvimos en un tris de llorar de emoción.
    Muy bien hilada toda la película, más de lo que podía imaginarme al entrar.
    Desde luego, es un final muy digno para la historia de los juguetes. Ellos siempre estarán ahí, somos nosotros los que cambiamos. La fantasía la perdemos poco a poco, pero en el tren de nuestra vida debería tener su lugar siempre, sobre todo los que tenemos hijos.
    Gracias por el post, un placer leerte.

  14. 10/04/2013 5:52 am

    Right here is the perfect blog for anybody who wishes
    to find out about this topic. You realize a whole lot its almost hard
    to argue with you (not that I personally would want to…HaHa).
    You certainly put a brand new spin on a topic which has been written
    about for decades. Wonderful stuff, just wonderful!

  15. 10/04/2013 6:15 am

    Hiya! Quick question that’s entirely off topic. Do you know how to make your site mobile friendly? My site looks weird when viewing from my iphone 4. I’m trying to find
    a template or plugin that might be able to correct this problem.
    If you have any suggestions, please share. Many thanks!

  16. 04/06/2013 3:32 pm

    Ahaa, its nice discussion about this article at this place at this web site, I have read all that, so at this time me also commenting here.

Trackbacks

  1. Tweets that mention Blockbusters ’10: “Toy Story 3″ « Emperador de los Helados -- Topsy.com
  2. Pixar y Nolan «

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: