Skip to content

Los hombres que fuman

28/07/2010
tags:

¡Una nueva temporada de Mad Men! ¡Hurra! ¡Yay! Oh, un momento, acabo de recordar que… me da igual. Es la serie que más igual me da de todos los tiempos, aunque la nueva versión de V está muy cerca. Eso no significa que me disguste: he visto algunos (bastantes) capítulos de la primera temporada y, bueno, todo correcto. Todo muy bien escrito, interpretado y dirigido. Pero yo, como espectador, no paraba de mirar el reloj, deseando que el episodio se terminara para poder seguir viviendo una vida que Don Draper condenaría. O que le empujaría al suicidio, probablemente. Muy pronto descubrí que la razón de que Mad Men se me hiciera larga es que me daba exactamente igual lo que le pasase a las personas que salían en ella. Y la razón de que no desaproveche ninguna oportunidad para hablar mal de Mad Men (contra la que realmente no tengo nada) es que, bueno, sus fans son de los que se indignan con facilidad. Se sulfuran cuando no eres capaz de ver a Draper como metonimia-de-la-crisis-de-valores-en-la-Norteamérica-de-oh-bueno-algo-que-dijeron-en-TheA.V.Club. Se ponen muy malitos. Y, en consecuencia, muy graciosos.

Para que veais que no soy un ogro y que sé apreciar las cosas buenas de la vida, arriba os pongo un clip con todos los cigarrillos que se han fumado en las tres primeras temporadas de Mad Men. Es que muchos fans me han argumentado a la cara que una de las razones por las que la serie es soberbia es que están todo el rato bebiendo y fumando…

7 comentarios leave one →
  1. 28/07/2010 11:10 pm

    “deseando que el episodio se terminara para poder seguir viviendo una vida que Don Draper condenaría”

    Hombre, ahí se ve que, como no ha continuado viendo la serie, desconoce bastante a Draper, que probablemente suspira más por ser como usted de lo que nunca reconocería en público. Olvídese de Draper como metáfora de nada: lo interesante es él como personaje. La herencia de “Los Soprano” es más fuerte en esta serie que en ninguna otra posterior. Yo le invito a seguir, porque la frialdad y la condescendencia histórica de la primera temporada va siendo sustituida poco a poco por un atmósfera de irrealidad, de paisaje psicológico del propio Draper que poco a poco se va pudriendo ante nuestros ojos.

    El argumento de que fumen y beban es una chorrada, ciertamente.

  2. 29/07/2010 9:27 am

    OMG! Yo dije que Don Draper era una metonimia de la América de su tiempo!

    Menos mal que soy un tipo con humor😉

  3. Noel permalink*
    29/07/2010 10:23 am

    Les ruego que no me tomen muy en serio: ya dejo claro en el post que mi actitud es la de un adolescente deseando epatar. Debería madurar, pero… ¡no lo haré jamás!

  4. 29/07/2010 11:39 am

    No lo hagas, prométemelo!

    De todas maneras, dale una oportunidad, en serio, comprendo por qué te parece una miniatura floral exageradamente rígida y fría

  5. 30/07/2010 4:28 pm

    A mi me dejó frío precisamente ese frío acabado, esa distancia, al principio: Me tomó toda la primera temporada y parte de la segunda cogerle el punto, pero creo que valió la pena. He aquí una serie que trata no solo de captar el zeitgest de determinado instante, sino de jugar con los estereotipos de la ficción televisiva familiar y comercial de entonces y doblarlos como un calcetín. Brillante.

  6. 01/08/2010 11:51 pm

    Pues a mi lo de beber y fumar me parece un argumento tan acertado como el de las tetas.

  7. 10/08/2010 8:26 pm

    Yo he tenido que volver de vacaciones para entrar aquí a comentar (A ver, no es que haya PARALIZADO mis vacaciones, solo se han acabado)

    Yo creo que un problema de la serie para algunos espectadores es que se toma (al menos aparentemente) muy en serio a si misma. En la tercera temporada han aparecido momentos de cierta hilaridad y una sensación de “comedia de telefono blanco” que es bastante agradecida (aunque a mi reconozco que me ha dejado un poco así)

    Sin embargo, eso de la “serie de la crisis de los valores” es un meme tan idiota como ese que dice que Sons of Anarchy se parece a Los Soprano. Si Mad Men es grandiosa es precisamente por contar como el mercado y el consumo tienen una capacidad portentosa para asumir, reproducir y convertir en modo de vida “la crisis de los valores” “el auge de los nuevos valores”, etc.

    Digamos que por mucho que comparta momento histórico con “Revolutionary Road” allí la cosa iba de contar la decepción, aquí la decepción y el cinismo es el punto de partida.

    Ale, ahí lo dejo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: