Skip to content

Conseguidme dinero

06/10/2010

Wall Street: El dinero nunca duerme confirma a Oliver Stone como el mayor terapeuta de la Norteamérica contemporánea: tras exorcizar, por medio de la sátira shakespeariana, un demonio colectivo especialmente poderoso en W., ahora recupera a Gordon Gekko (un ajustado Michael Douglas) para canalizar el microapocalipsis de Lehman Brothers et al a través de una figura atractiva y, hasta cierto punto, balsámica. Slavoj Žižek ha interpretado la recesión económica desde una tesis controvertida: el colapso del capitalismo, como reza ese aforismo añejo sobre la historia, sucede primero como tragedia (el 11-S) y después como farsa (la propia crisis). Desde ese punto de vista, la segunda parte de Wall Street, deficiente como continuación del original, se integraría mejor en una quimérica trilogía žižekiana que comenzaría con World Trade Center y tendría su necesario segundo acto en W.

Antes me refería al microapocalipsis económico nuestro de cada día: todos sabemos que está ahí, lo sentimos en nuestras cuentas corrientes, pero aún no hemos sido capaces de darle una forma concreta a través de la cultura popular. Para David J. Skal, autor del imprescindible Monster Show: Una historia cultural del horror (ed. Valdemar), la crisis de la década de los treinta tomó forma en el monstruo de Frankenstein —versión Karloff/Whale/Pierce—, auténtico lienzo en blanco sobre el que todas las sociedades han pintado sus miedos y ansiedades colectivas. Me llama la atención que en este mes de octubre se concentren tantos estrenos culturales que nos hablen, de una manera u otra, de lo mismo: el dinero, que también da título a una excelente canción de Los Punsetes. Wall Street 2, La red social, la versión tardía y mutilada de Saw VI o la próxima portada del New Yorker (obra de Chris Ware) están allanando el terreno para el inevitable surgimiento del primer mostruo de Frankenstein de la nueva era, cuya forma ya podemos empezar a intuir. Y no es agradable.

Anuncios
4 comentarios leave one →
  1. 07/10/2010 12:40 am

    Solo espero que el Frankestein de la nueva era no sea Michael Douglas decrepito.

  2. Apático permalink
    07/10/2010 9:40 am

    Está claro. Aquí viene el monstruo.

  3. 09/10/2010 4:38 pm

    Enorme Chris Ware!

Trackbacks

  1. Articulo Indexado en la Blogosfera de Sysmaya

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: