Skip to content

Lecturas de medianoche (9)

31/10/2010

Tratándose de terror, prefiero los relatos cortos. Tratándose de relatos cortos de miedo, prefiero las antologías de diversos autores, a las de un solo autor. Hay matices, sorpresas en el tono y el ambiente, saltos de universos literarios distintos, y distintos modos de aterrorizar.

No sé qué relato me ha asustado más (tal vez algo de Matheson o Poe). Pero hay uno que me viene a la cabeza. Hoy en día, infinidad de películas de terror se basan en una atmósfera intrigante, y un gran giro final sorpresivo. El modelo “sexto sentido”, como si dijéramos. Me irrita. El relato que no abandona mi cabeza hoy no funciona así. Uno intuye exactamente lo que va a pasar desde el principio, y es justamente esa anticipación del horror, lo que lo hace tan excitante, y aterrador. Es casi como en el género del slasher. No hay grandes sorpresas, sabes qué va a pasar en términos generales. Pero el detalle del cuándo y el cómo, cuando llegan, aportan un matiz a la expetación y mortificación precedentes.

Gaston Leroux (conocido por El Fantasma de la Ópera) era autor de folletín. A menudo lacrimógeno y culebronístico, de un modo elegante y un tanto mortecino. Pero La cena de los bustos no va por ahí. Es un crescendo, al modo del relato de El barril de amontillado, es en definitiva una tremenda exploitation de Poe. Desde la página uno, desde la primera frase de hecho, en que se nos presenta al narrador (“El capitán Michel tenía solamente un brazo, que le servía para fumar en pipa”) sabes cómo va a ser el relato. Pero conforme se van confirmando todas las sospechas, el disfrute del horror desvelado de desmembramientos y mutilación (precisamente más y más horroroso conforme no parece llegar nunca, presagiado, pero negado una y otra vez, por los detalles del caso, por la descripción de la peculiar “cena de los bustos”, por las conversaciones premonitorias pero nada concluyentes durante el “banquete”, hasta que todo se vuelve explícito y urgente… Muy urgente…“El capitán Michel tenía solamente un brazo”. Nos lo veíamos venir desde el principio. Pero nos gusta sufrir paso a paso.

Mycroft.

No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: