Skip to content

El instante entre dos pasos

23/02/2011


Hay dispositivos culturales que se resisten a mostrar todo su significado hasta mucho tiempo después de haber sido concebidos. Ejemplo a): las redes sociales. A principios de mes hablábamos de que las cabezas pensantes detrás de Twitter todavía estaban, hace un par de años, intentando desentrañar el sentido último de lo que habían creado. Se filtraron las notas de una reunión interna en la que alguien escribió, con una mezcla de temor y fascinación morbosa, que el servicio de microblogging podría llegar fácilmente a convertirse en el pulso del planeta. Ahora sabemos que ciudadanos egipcios han llamado “Facebook” a sus hijos nacidos tras el 25-E, o que las calles de Libia están llenas de pintadas inspiradas en el logo de Twitter. Estamos hablando de usuarios que no leen “¿Qué está pasando?” cada vez que se disponen a tuitear, sino “¿Qué demonios voy a hacer al respecto?”. En otras palabras: alguien le dio dinero para comprar pan a los hedonistas del primer mundo, pero los habitantes del tercero lo están usando para comprar dinamita.

Ejemplo b): cuando, el 2 de agosto de 1914, Franz Kafka escribió “Alemania le ha declarado la guerra a Rusia. Por la tarde fui a nadar”, estaba encendiendo (de manera inconsciente) la mecha de un Big Bang que culminaría, décadas más tarde, con Meursault matando a un árabe en la playa, con Antoine Roquentin mirándose al espejo/abismo, con Vladimiro y Estragón esperando en el camino. Con esto no quiero decir que Camus, Sartre y Beckett sean producto directo de esa frase kafkiana, pero uno puede establecer una línea directísima que conecte a todos ellos. Hoy, elhombresinatributos ha recordado esa cita mientras yo tenía en mi pantalla el blog de The Guardian que informa en tiempo real sobre las revueltas de Libia y el blog de cotilleos WWTTD? Se me antoja que los diarios de Kafka son también uno de esos artefactos culturales que aún pueden resultar iluminadores mucho tiempo después de haber sido concebidos: tras dejar su impronta existencial en el siglo XX, se están revelando, cual daguerrotipo, como una guía para el usuario del nuevo milenio.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: