Skip to content

Un post serbio

08/03/2011

Primero, dejemos que hable un maestro: Kim Newman. En su crítica de A Serbian Film para la revista Empire, escribió: “Si sus elementos políticos son la justificación espuria de un ejercicio cínico (…) destroza-tabúes lo debe decidir cada espectador. Pero deben ser los espectadores, no los organismos censores, los que tomen esa decisión”.

Hace unos meses, la polémica que suscitó el pase de la película en el festival de Sitges sirvió solamente para unas pocas cosas: poner en evidencia la estulticia que asoma detrás de algunos medios de comunicación, identificar nuevas organizaciones con voluntad de erigirse en la autoridad moral absoluta y convertir la cinta en un succés de scandale (logrando, de paso, que llegase a un público muchísimo más amplio que el del festival). También fomentó algún que otro debate sensato sobre la responsabilidad del espectador y los límites de la representación, algo que (¡ey!) era la idea subyacente desde el mismo principio. Cuando creímos que todo se había acabado llegó, por supuesto, la Fiscalía de Barcelona, dispuesta a hacer realidad una antiutopía que excede lo dickiano: la imputación por crímenes de ficción, sin víctima, sin fundamento real en el sentido más estricto del término. Los expertos en cine y cultura popular extranjeros se quedan con la boca abierta y nosotr0s solo podemos subir los hombros y enseñarles las palmas de las manos, el gesto internacional de Yo-Estoy-Tan-Perdido-Como-Tú.

Sabéis, aún recuerdo cuando escribir mi blog era una actividad placentera, en lugar de una opción casi moral. Aquellos días locos y felices en los que cada post impar no era un manifesto improvisado (y probablemente desnortado) contra una situación injusta, vergonzosa o denigrante. Por suerte, sigue habiendo gente sensata en los medios nacionales e iniciativas necesarias en las redes sociales. En Inglaterra, país de Kim Newman, el Blu-ray de A Serbian Film está a disposición del comprador adulto en cualquier HMV. Es el mismo país que superó la fiebre de los video nasties hace años: nosotros, al parecer, estamos iniciando esa etapa.

ACTUALIZACIÓN: Apático señala en su comentario que en Inglaterra se estrenó una versión sensiblemente adulterada de A Serbian Film. Los detalles, aquí.

2 comentarios leave one →
  1. Apático permalink
    08/03/2011 4:57 am

    Noel, de todas formas es justo decir que la peli ha sido censurada en Inglaterra.

    http://www.movie-censorship.com/report.php?ID=358631

  2. Perla del Turia permalink
    13/03/2011 9:58 pm

    La verdad es que si a la fiscalía de Barcelona le repateaba esta peli, lo peor que podía hacer es denunciarla. La publicidad extra que le está dando tiene tela… O quizás es que el fiscal también quería su minuto de gloria, aunque fuera con la toga puesta…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: