Skip to content

Moralmente reprobable

16/04/2010

Roger Ebert en su crítica de Kick-Ass: “¿Debo tener sentimientos, o debo fingir que soy guay? ¿Voy a parecer irremediablemente cuadriculado si encuentro (la película) moralmente reprobable y va a parecer que no he entendido nada? Digamos que eres fan del cómic original y crees que la cinta le hace justicia. ¿Sabes qué? Vives en un mundo que a mí no me interesa en absoluto”.

Era de esperar que la crítica pisaverde se llevara las manos a la cabeza con una película en la que Hit Girl, una niña de once años, asesina con la precisión y la furia de un ninja anfetamínico, pero Ebert no es un crítico pisaverde. De hecho, no es propio de él caer en una trampa tan evidente. Algunos párrafos más abajo, su crítica vuelve a tocar un tema tan delicado como la supuesta responsabilidad cívica de las obras de ficción: “Big Daddy y Mindy nunca hablan de, ya sabes, cosas como que cuando matas a personas, se quedan muertas de verdad. Esta película trata a los seres humanos como objetivos de un videojuego. Mata a uno y gana puntos. Están muertos, tú ganas. Cuando chavales con la edad del público que va a ver esta película en el mercado doméstico se están disparando los unos a los otros todos los días en Estados Unidos, este tipo (de cosas) dejan de ser divertidas”.

En el reportaje aparecido en el número de marzo de la revista Empire, el director Matthew Vaughn se anticipa a este tipo de críticas (aunque él, al ser británico, las centraliza en el Daily Mail): de acuerdo, el personaje de Mindy tiene once años. ¿Sería distinto si tuviera dieciocho? ¿Hay una edad en la que es correcto cortarle una pierna a un mafioso? ¿Los chavales que se disparan diariamente en Estados Unidos van a imitar lo que hace Hit Girl solo porque ella también es menor de edad? Aún no he visto la película, pero todos los avances parecen mostrar más a una abstracción que a una niña de once años completamente realista: se mueve como el Diablo de Tasmania, recarga sus pistolas lanzando los cargadores al aire y realiza acrobacias propias de la acción oriental. Además, si Vaughn ha conservado el mensaje final del cómic, hay un contrapeso a esa estilización de la violencia. No es que sea moralmente necesario que lo haya, pero el hecho es que lo hay. Kick-Ass es la historia de un grupo de personas que deciden hacer algo por los demás en un mundo en el que a nadie le importa una mierda hacer algo por los demás, y pagan caro el precio de su osadía. Pero, por encima de todo, Kick-Ass es un producto de entretenimiento que se disfraza de hiperrealismo y utiliza el impacto frontal para agitar nuestra conciencia. Es muy lícito que Ebert se escandalice (en muchos sentidos, ese es el objetivo de la obra en cuestión), pero hablar de moral y de tragedias de la vida real en un contexto de cine superheroico no lo es tanto.

Anuncios
8 comentarios leave one →
  1. Libertino permalink
    16/04/2010 4:02 pm

    No se enfade con el viejo, es que algunas veces se le va la pinza, que ya tiene una edad y ha estado pocho. Yo me esperaba que se lo pasara en grande, la verdad.

  2. 16/04/2010 4:05 pm

    Bingo.

  3. 16/04/2010 4:14 pm

    Yo la vi en UK y ahora estoy empezando con el cómic, así que no se si el mensaje final es el mismo. Lo que sí que puedo decir es que hay un mensaje, quizás no únicamente final sino a lo largo de toda la película, y no es “matar es divertido”. Big Daddy es tan descaradamente un reflejo de Batman que pasa desapercibida su similitud con el Buho de Watchmen. Si se entiende este personaje desde la vertiente maníaca (justificada o no) del “vigilante”, no es sino natural que Hit Girl sea una versión pre-púber de Rorschach, aunque decidídamente menos amargada que este. Dados el pasado y presente de esta niña, difícilmente podría haber crecido mejor de lo que ha crecido. Y bueno, que decir de Kick Ass y de Red Mist, también con sus respectivos traumas adolescentes e intentando sobrellevarlos con ilusión y como bien pueden. En fin, creo que en esta película hay bastante más que las consecuciones de increíbles escenas de hostias finas (y no tan finas).

    Yo creo que vas a disfrutarla.

  4. 17/04/2010 2:12 am

    Buena patada. Ahora toca verla.

    🙂

    A ver si antes de ir me termino los cómics, que lo dejé allá por… ah sí, por el primero.

  5. 18/04/2010 7:20 pm

    ya me termine los comics y la pelicula es mucho menos “moralmente reprobable” que el comic.

  6. 19/04/2010 3:00 pm

    Muy bien artículo.

    Reconozco que a mi lo que me inquieta de la supuesta moralida de la película no es que haya una niña superheróica que mata sin parar. Me preocupa más que hayan estilizado las hostias que se lleva Kick Ass (y la propia Hit Girl) Es decir, sin ser necesaria una “moralidad” que justifique una obra, si es cierto que en Kick Ass, las hostias que das no duelen, pero las que recibes sí. Y cómo. Y me gustaría que eso estuviera también en pantalla porque creo que ahí reside parte su intención, no en los actos, no en la decisión, sino en la consecuencias.

    Dicho esto, el recurso de “si los niños ven violencia la reproducirán” olvida sistemáticamente que en el resto del mundo se ven las mismas películas y que eso no pasa.

Trackbacks

  1. Tweets that mention Moralmente reprobable « Emperador de los Helados -- Topsy.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: